Uno de los mayores placeres de la vida, es degustar una cerveza en buena compañía, así que si has decidido reunir a algunos amigos en casa, entonces es el momento de servir la cerveza, con resultados como si se tratara de un bar de lujo, solo ten presente estos consejos.

Prefiere comprar un producto fresco

Evita adquirir cervezas que están en un escaparate, porque el calor y la luz influyen de manera negativa sobre la calidad de la bebida. Siempre prefiere las botellas que estén almacenadas en lugares frescos, de preferencia en neveras.

Otro factor que debes evaluar, es revisar que la fecha de consumo preferente sea lo más lejana de la fecha de la compra. Siguen estos consejos, como si se tratara de las recomendaciones del cerrajero, para mantener tu hogar libre de ataques de delincuentes.

Cuando almacenes en casa, mantén las mismas condiciones, de preferencia en la nevera, y si son botellas con chapa, coloca siempre en forma vertical, evitando que el líquido tenga contacto directo con la tapa metálica, podría alterar el sabor.

Cristalería exclusiva

Si eres amante de la cerveza de calidad, procura elegir algunas copas solo para servir éstas, porque si en algún momento las utilizas para bebidas grasas, esto podría impedir la correcta formación de la espuma de tu bebida.

Y… Jamás almacenes las copas en el congelador, van a adquirir olores desagradables que no te permitirán degustar tu cerveza de manera placentera.

La perfección al momento de servir

La pieza en la cual vas a servir la cerveza, debe estar fría, pero no helada, ya que esa ligera capa de hielo puede descarbonatar tu bebida. Podrías refrescar el interior de la copa con un poco de agua fría, justo antes de depositar tu cerveza en ella.

Inclina la copa unos 45º, acercando la botella, pero estas no se deben tocar, y deja que la cerveza solo se deslice con suavidad por la pared de la copa. Ten presente que, al llenar las ¾ partes de la copa, es momento de colocarla en forma vertical.

La copa debe permitir que puedas vaciar la totalidad del contenido de la botella, y para coronar la bebida, deja que la cerveza golpee sobre el líquido en la copa, y se va a generar una corona de espuma… Luce regio.

Y para finalizar el servicio, coloca la copa sobre un posavasos, de esta manera evitarás que se manche la superficie de la mesa, por las gotas de condensación.

El resultado finalidad

Una vez que has terminado de servir la cerveza, esta debe presentar el burbujeo clásico y una corona de espuma de unos dos centímetros. Y a medida que vayan ingiriendo el líquido, deben quedar marcas de espuma en las paredes de la copa, esto se conoce como encaje de Bruselas.

Ten presente que algunas marcas de cerveza tienen especificaciones propias, las cuales son indicadas por el fabricante, así que al momento de hacer la compra, presta atención a esto.

Pero, en términos generales, aquí te hemos explicado los consejos básicos para que sirvas la cerveza, como si estuviesen en uno de los mejores bares de la ciudad.

Por admin

error: Content is protected !!